Una divertida manualidad con pintura ¡fácil y limpia!

Con esta nueva técnica para los más pequeños, solo tendréis que poner unas gotas de pintura en el dibujo, bajar la tapa ilustrada y listo para que sus manitas hagan arte.

A través de la lámina transparente podrán extender la pintura con los dedos ¡sin mancharse! Y una vez terminen, con un poco de agua podremos limpiarlo para volver a empezar ya que las láminas son reutilizables. ¡Para pintar tantas veces como quieran!

Una primera manualidad sencilla y original para los más pequeños.

Ideal para desarrollar la motricidad fina y estimular el sentido táctil y visual.

Contiene:  4 botes de pintura (verde, amarilla, naranja y roja) y 4 láminas para colorear.