SERENDIPIA es un hallazgo afortunado que se produce cuando se está buscando otra cosa distinta. Jugar es lo mismo. Descubrimientos inesperados que fomentan el aprendizaje, la curiosidad y el desarrollo de los niños. En Serendipia creemos que los grandes protagonistas son los niños y por eso confiamos en juguetes de calidad que no solo entretengan, sino que estimulen sus mentes.

¿Por qué jugar? Porque nos proporciona confianza en nosotros mismos, porque nos permite desarrollar aspectos psíquicos, físicos y sociales mientras expresamos emociones y sentimientos, porque constituye un elemento básico en la vida de un niño.

Jugar y vivir, ¿alguna vez habéis pensado dónde está la diferencia? Experimentar, entender el mundo, interiorizarlo… aprender va estrechamente ligado al juego. Y así como no se puede vivir sin aprender, tampoco se puede vivir sin jugar.

El juego es una herramienta de aprendizaje innata en la que se produce un proceso interactivo y de comunicación con el entorno natural y con otras personas. Siguiendo las normas de un juego un niño o niña aprende a respetar el turno; desarrolla la creatividad y la imaginación; reflexiona sobre diferentes temas e intenta gestionar sus emociones.

Y lo mejor de todo: jugar no es solamente algo de la infancia. Lo bonito, valioso, genial y apasionante, es que da oportunidad a los mayores no solo a jugar también, sino a ser la pieza clave que valora, facilita y protege la infancia y el juego de calidad.

¿POR QUÉ SERENDIPIA?

Queremos que tu experiencia sea maravillosa, que siempre quieras contar con nosotros en tus momentos más mágicos.

Por eso trabajamos día a día en ofrecerte un servicio  personalizado, de calidad y cercano. Para nosotros tú eres lo más importante, tanto si acabas de llegar como si nos conoces desde hace tiempo, estamos aquí para lo que necesites, porque queremos que formes parte de nuestra familia Serendipia.

Sabemos  que elegir el juguete perfecto a veces no es fácil así que ponemos a tu disposición nuestro servicio de asesoramiento vía email, WhatsApp o redes sociales.

Si como nosotros crees que jugar es esencial, si queréis disfrutar del tiempo en familia, si estáis cansados de regalar lo mismo, si crees que el juego va más allá de lo comercial te esperamos para #jugarydescubrir. Porque como decía el Dr. Stuart Brown, “Nada enciende más la mente de un niño como jugar”

Porque Serendipia es cercanía, amabilidad y un acierto seguro ¡Regala(os) un rato y jugad, jugad mucho!

LA TIENDA

Cuando ideamos la tienda, soñábamos con un lugar que fomentase la creatividad. Un rincón mágico donde las prisas no tuvieran sitio. Al entrar en ella es como si se detuviese el tiempo, lo único importante es jugar, crear sin límites. Dejamos que todos los niños prueben los juguetes antes de llevárselos a casa. Así están seguros de que ese nuevo amigo no acabará solo en la estantería de su habitación.

Ver sus caras de emoción al tocar un material por primera vez, cómo se despierta la curiosidad con olores nuevos o su satisfacción al completar alguno de los juegos, nos hace felices y le da sentido a todo el esfuerzo que ponemos.

La llegada del covid y el teletrabajo nos ha hecho pasar más tiempo en casa con los peques y, por tanto, darnos cuenta de la importancia de ofrecerles a nuestros peques tiempo de calidad y nada mejor que hacerlo ¡jugando!

 

¿QUIERES CONOCERNOS UN POQUITO MÁS?

Nuestro equipo está basado en el AMOR. Amor por los niños, amor por las cosas que hacemos, amor por no dejar de creer en los sueños. La llama de este proyecto nació en una aventura de nueve meses recorriendo Asia con una mochila. Nuestro corazón se centró en la parte más importante de la sociedad, los niños.

Una de las piezas del equipo soy yo, Dánae. Torbellino de sonrisas, adoro a los niños y mi empatía con sus capacidades me ha llevado a una búsqueda apasionada de juguetes que vayan más allá del entretenimiento. Quizás el haber estado ocho años en educación tiene mucho que ver =)

Otra parte fundamental la pone Luis, el chico de los números. Con su carisma y su talento empresarial consigue que cada idea deje de ser un sueño para ser tangible. Cree que los niños son el futuro y por eso hay que ayudarlos a desarrollar y canalizar sus emociones e ilusiones.

Ahora nuestra preocupación por la calidad emocional de los niños y su aprendizaje a través del juego, ha crecido con más fuerza todavía gracias a la llegada de nuestra primera hija, Alma.

Ella nos demuestra cada día por qué es tan importante invertir en los niños. Son esponjas que necesitan experimentar valores tan básicos como el amor, el respeto o la empatía para crecer y convertirse en adultos involucrados con el mundo.

Tenemos la suerte de comprobar que todos los niños tienen un don, solo hay que animarlos a volar, a que no se detengan. ¿Jugamos juntos?