¡1, 2, 3, ... Patataaaaa!

Con esta cámara de fotos de madera, los pequeños se divertirán imitando a los adultos. Cuando aprieten el botón, el flash se activará y escucharán el sonido al tomar la fotografía. Además, si miran por la mirilla, descubrirán que es un divertido caleidoscopio con el que verán formas y colores extraordinarios. Una cámara llena de sorpresas, con funda de silicona incluida.

Funciona con 3 pilas (LR44) ya incluídas.

 

Medidas: 10,5 x 3 x 8 cm

Importante: juguete de imitación, no hace fotografías.