¡Ideal para su primer juego de rol!

Tendrán que cuidar esta muñeca como si se tratase de un bebé de verdad.

Cámbiale el pañal, vístele y desvístele. Se la podrá llevar donde quiera y dormirla en su capazo.

Estimula las habilidades motrices finas, la empatía y el juego de imitación. 

Una bebé de tela, perfecta para sumergirlos en el maravilloso mundo de la imaginación.

 ¡Se lo pasarán genial cuidando a Ari!