Esta bonita taza con dos tapas de silicona será perfecta para el aprendizaje de los más pequeños.

Por un lado, una tapa para aprender a beber haciendo pequeños sorbos y, por otro, una tapa para llenar la taza con snacks como fruta o trozos de alimentos para una merienda sin migas y sin que se caiga al suelo vayan donde vayan.

Y una vez practiquen y ya estén listos, podremos quitarle la tapa ¡para que puedan usarla como los mayores!

Características:

- Taza de aprendizaje evolutiva, con asas para un fácil agarre y 2 tapas de silicona (para beber o comer).
- Las tapas se ajustan fácilmente en la taza, ayudando a evitar que se derrame líquido o sólido.
- Capacidad: 230 ml.
- Material: taza 100% de melamina y tapas 100% de silicona.
- Las tapas se pueden esterilizar.
- Apta para el lavavajillas.
- No apta para el microondas.
- Medidas: Ø 8 x 6,5 cm