Perfecto para estimular la motricidad de la boca y labios

¡Vamos a soplar hasta quedarnos sin aliento! Con este divertido juego, los pequeños deberán soplar la bola y encestarla hasta el pastel correcto. De esta forma se estimula de un modo divertido la motricidad de la boca y labios y con ello el desarrollo del habla. Quien haga llegar la bola hasta el pastel correcto ¡se llevará una porción de nata como premio!

Contiene un tablero, 5 porciones de nata, una bola de corcho, una bola de madera, 25 cartas redondas e instrucciones de juego.