¡Ideal para perfeccionar la natación de los más peques de la casa: permite mantener más fácilmente la postura horizontal ya que aporta un plus de flotabilidad!

Si hay un lugar en el que no podemos perder de vista ni un segundo a nuestros peques ¡es en el agua! Sabemos lo importante que es para tí la seguridad a la hora de bañarse en la playa o piscina, por ello hemos buscado los mejores chalecos para que disfrutéis del verano en el agua. 

Una de las mejores ventajas de los chalecos de flotación es que no se pinchan, como puede pasar con los manguitos o flotadores. Tampoco corren el riesgo de quedarse boca abajo como puede pasar con las burbujas de flotación.

Otra de sus ventajas es que da libertad de movimiento. Al dejar los brazos y piernas totalmente libres son mucho más cómodos.

El chaleco dispone de una cinta con cierre de seguridad para colocar entre las piernas con el fin de que el chaleco no se salga por la cabeza en caso de tirarse al agua de manera vertical o cuando simplemente está flotando en el agua.
Esa cinta está protegida con neopreno para evitar rozaduras entre las piernas.

Este chaleco dispone de 8 compartimentos donde cada uno de ellos tiene 3 elementos de flotabilidad, 24 en total. Esos elementos son los que se pueden quitar poco a poco para que el niño/a mejore su capacidad de flotar sin ayudas. 

Disponible en dos tallas:
  • Pequeña: contorno de pecho 51-56 cm. Aproximadamente de 1 a 3 años, peso 11-18 kg, 
  • Mediana: contorno de pecho 56-61 cm. Aproximadamente de 3 a 6 años, 18 a 30 kg
IMPORTANTE: Para poder elegir la talla correcta, recomendamos guiarse por el contorno de pecho del niño. La edad es meramente orientativa.

Características:

  • Fabricado en neopreno.
  • Exterior: 100% poliéster.
  • Ribete: 100% poliéster.
  • Bolsillos: 85% Poliéster. 15% elastano.
  • Relleno: Espuma EPE.
  • Cremallera ancha extrafuerte.
  • Certificado EN13138-1:2017.
  • Incluye marcado CE.
  • Protección UV para la piel de tu peque en las partes cubiertas.

Cuidado:

  • Después de su uso aclarar con agua dulce y dejar secar al aire evitando fuentes de calor y la luz directa del sol.
  • No usar lejía.
  • No usar secadora.
  • No planchar.

El chaleco no es un juguete. No previene el ahogamiento y debe usarse siempre bajo supervisión de un adulto.