¿Quién no ha jugado alguna vez a las casitas? Siempre hace falta construir un refugio, aunque sea con unas simples sillas y una sábana. Claro que si podemos jugar con una verdadera casa es mucho más divertido, ¿verdad?

Un lugar mágico para los peques, donde pueden jugar, descubrir, leer y soñar con los ojos abiertos. Ideal para esconderse, descansar o como rincón de lectura. Además, se puede utilizar en la decoración de la habitación infantil.

Con ilustraciones muy bonitas de plantas y animalitos.

¡Esta casa infantil de tela se convertirá en uno de sus lugares favoritos!

Sus puertas y ventanas son enrollables y además es muy fácil de montar y de desmontar así que podremos ubicarla en cualquier sitio.

Dimensiones: 105 cm alto x 73 cm ancho x 105 cm largo.