Pequeño pintarrajeo

Preciosos cuadros para rascar

Lechuza, ardilla, mariposa... 3 láminas ilustradas para completarlas con pegatinas de espuma de diferentes tamaños y colores.

El niño descubrirá la noción de los tamaños y desarrollará su habilidad motora pegando las pegatinas. 

Una manualidad muy sencilla y bonita para que los más pequeños aprendan al tiempo que estimulan su motricidad fina, la coordinación mano-ojo y la percepción de colores y formas con los mosaicos de colores.

Será genial compartir momentos juntos y aprender conceptos de color, simetría, perspectiva, forma y tamaño.

Este divertido juego de manualidades ayuda a desarrollar la destreza y la creatividad de los más pequeños.

Contiene:  3 láminas ilustradas (26,5 x 20,5 cm), aprox. 300 pegatinas de espuma adherente, 3 diámetros de las gomas (10, 15 y 20 mm), 1 folleto explicativo a color paso a paso.

Medidas: 4 x 23 x 33 cm.